image of old couple

Arval Relsa y empresas del grupo BNP Paribas en Chile entregan su apoyo a los adultos mayores a través de Conapran

Conscientes de la compleja realidad que vive el país a raíz del Coronavirus, Arval Relsa junto a las empresas que conforman el grupo BNP Paribas en Chile quisieron colaborar con un segmento muy importante y sensible de la población: los adultos mayores. El Consejo Nacional de Protección a la Ancianidad (Conapran) fue la institución elegida para representar a este grupo y recibir una donación que se enmarca en acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) que a la luz de la pandemia cobran especial valor y sentido.

Arval Relsa es una compañía líder en leasing operativo, ofreciendo un servicio de excelencia en el arriendo y gestión de flotas, con importante presencia en el mercado local, así como en Perú y Colombia. El trabajo que desarrolla se ve enriquecido por la trayectoria de más de 40 años de Relsa, firma pionera en la industria local, vinculada a la familia Yarur; y por la solidez de Arval, subsidiaria del grupo BNP Paribas.

Por su parte, Conapran es una corporación de derecho privado y sin fines de lucro que trabaja desde 1974 en favor de las personas mayores vulnerables y de escasos recursos, a través de los 13 hogares que administra.

“La donación recibida es muy importante para nuestra corporación, pues ante el escenario de crisis que enfrentamos como país nos ha permitido paliar en cierta medida el impacto económico y otorgar una atención a nuestros adultos mayores de acuerdo a lo que exige la autoridad sanitaria al respecto”, aseguró Sergio Parra, Director Ejecutivo de Conapran.

El contexto de pandemia “nos ha impactado fuertemente, pues producto de ella los costos de atención que requieren los adultos mayores se han elevado sobre un 30%”, precisó Parra. Enfrentarse al virus ha significado para Conapran “mayores exigencias para la correcta atención de salud de nuestros adultos mayores, como zonas de aislamiento, adecuación de espacios, contratación de personal de reemplazo y elementos de protección personal para nuestros colaboradores, entre otros”, aseveró.

Parra explicó que los equipos de profesionales de la entidad “han venido trabajando desde el mes de enero de 2020 ante la pandemia del Coronavirus, mediante una planificación de las medidas de prevención para nuestros residentes y colaboradores, adoptando todos los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) y la Sociedad Chilena de Geriatría, lo que nos ha permitido hacer frente a esta pandemia de la mejor forma posible”.

Alivio en tiempos complicados

El aporte de Arval Relsa y de las empresas del grupo PNB Paribas permitió que Conapran adquiriera insumos de protección personal, tales como: mascarillas, pecheras desechables, cofias, protectores faciales, guantes y cubre calzados, entre otros, elementos claves para la prevención y el manejo del Covid-19.

A la fecha, más de un 80% de quienes han fallecido en Chile por Coronavirus son personas que tienen más de 60 años, muchos de ellos con enfermedades base y en condiciones de vulnerabilidad. “Desde hace 46 años Conapran realiza una noble labor enfocada precisamente en la atención de adultos mayores con ese perfil. Ellos simbolizan a un grupo muy valioso de la sociedad, el cual requiere especial apoyo en las circunstancias que estamos viviendo. De ahí la idea de hacer este aporte que se enmarca en nuestras acciones de Responsabilidad Social Empresarial, que son muy importantes en nuestro quehacer como compañía. Esperamos que esta colaboración sea una ayuda efectiva”, sostuvo Rodrigo Amaral, Gerente General de Arval Relsa.

Leer más Ver menos
Noticias
Press contact(s)

Pamela Veas Galletti